sábado, 23 de mayo de 2009

El caos del clima: más pronto de lo esperado


Internacional —30 abril 2009. Se desprendió la plataforma de Wilkins, equivalente al tamaño de Nueva York. Esto tras el hundimiento de un puente de hielo que unía a Wilkins con la Antártida apenas hace un par de meses, como consecuencia evidente del calentamiento global

Con relación al desprendimiento de la plataforma de Wilkins, equiparable al tamaño de Nueva York y más grande que Singapur o Bahrein, la organización ambientalista Greenpeace reitera la urgencia de tomar acciones concretas a la brevedad para evitar el cambio climático fuera de control.

De acuerdo con expertos de la Universidad de Münster, Alemania, el desprendimiento formó diferentes icebergs este mes tras el hundimiento de un puente de hielo que unía a Wilkins con la Antártida apenas hace un par de meses, como consecuencia evidente del calentamiento global.

El deshielo general y colapso de las capas de hielo en la Antártida están asociados al incremento acelerado de la temperatura de la región de 2.5 a 3 °C de acuerdo con los registros de los últimos 50 años, y se espera que Wilkins podría perder un total de entre 800 y 3 kilómetros cuadrados más tras el hundimiento del puente de hielo en febrero pasado.

De acuerdo con los expertos, el bloque Wilkins cuyo espesor revela que tardó cientos de años en formarse, ya ha perdido aproximadamente la tercera parte de su superficie inicial, de 16 mil kilómetros cuadrados.

"La realidad y el ritmo del cambio climático es algo que supera lo que se había pensado anteriormente. Somos testigos de cambios en el medio ambiente, incluyendo el rápido deshielo de los casquetes polares, dejando claro que la amenaza de una catástrofe es mucho más inmediata que lo que nadie imaginaba. La única manera de revertir esto es reducir las emisiones ahora", señaló María José Cárdenas, Coordinadora de la Campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace México.

“Hemos pasado abruptamente de la incertidumbre de los efectos del cambio climático a la certeza, y ahora corresponde preguntarnos cuánto tiempo más falta para que el nivel de los océanos se incremente desmesuradamente debido al derretimiento de los polos y empecemos a ser testigos de los efectos catastróficos del calentamiento global que, sin duda, se manifestarán antes de lo previsto”, agregó.

La organización ambientalista ha alertado en reiteradas ocasiones que el aumento de la concentración de gases de efecto invernadero y, por ende, de la temperatura global, deben detenerse y revertirse en una tendencia decreciente tan pronto como sea posible. "A la luz de la evidencia científica más reciente, la reducción de emisiones debe ser más ambiciosa y rápida que lo previamente acordado. El crecimiento de las emisiones globales debe alcanzar su pico para el año 2015, y descender drásticamente antes de 2020 para acercase lo más posible a cero en 2050”, añadió Cárdenas.

Greenpeace hace un llamado urgente a los líderes del mundo para involucrarse de forma personal en las negociaciones internacionales que en la Cumbre de Naciones Unidas sobre el Clima en Copenhague en diciembre de este año, garanticen un acuerdo de protección al clima fortalecido, obligatorio y justo.

Un acuerdo justo en Copenhague requerirá:

1. Que los países industrializados, como grupo, reduzcan sus emisiones en por lo menos 40% para 2020 respecto a los niveles de 1990. Al menos un tercio de estas reducciones deberá realizarse a través de medidas locales.

2. Con el fin de impulsar la acción global gradual, incluyente y fortalecida, los países en desarrollo deberán reducir paulatinamente sus emisiones proyectadas de 15% a 30% para 2020, con ayuda de los países desarrollados.

3. Establecer un mecanismo de financiamiento para detener la deforestación y las emisiones asociadas en todos los países en desarrollo para 2020. Los países industrializados tendrán que comprometerse a proveer aproximadamente $140 mil millones de dólares anuales para facilitar la transición de los países en desarrollo hacia tecnologías limpias, reducir de manera inmediata la pérdida de bosques y selvas, y adaptarse a los impactos del cambio climático.

— Greenpeace México

No hay comentarios: