martes, 26 de julio de 2016

Si te has enamorado de ella...

Llegará un día en que notes que no le gusta peinarse, que prefiere que su cabello este suelto y tal vez caiga sobre tu cara, que amanecerá y ella pensara que es el mejor look que podría tener y tal vez se lo enrede más pero no le importará. 

Jamás verás que se depile las cejas más aún querrá que estén más gruesas pero ya no se puede, usara un bigote falso y querrá que la beses. Te apoyará incondicionalmente aunque crea que es una mala idea. Le gusta comer cereal en la cama más que las palomitas o las papas.

Le gusta disfrutar de caminar distancias largas pero probablemente se desespere si tiene que esperar más de 10 minutos si está sola. 

Es muy fácil que acabe llorando y probablemente se niegue a decirte porque, pero si la abrazas unos minutos lo dirá todo aunque llore más. Tendrás problemas con las oportunidades de salir, porque debe armar un calendario donde no afecten sus salidas a los demás en su familia. Se parece más a su papá de lo que admite pero es su mamá quien se nota más en sus acciones. 

Tiene ganas de comerse al mundo, pero lo hace más lento de lo que quisiera. Suele ser Maquiavélo si es necesario, pero jamás creas que lo hace sin pensarlo bien. Sus amigas son más importantes de lo que podrías pensar. Defiende sus ideas contra cualquiera pero elige las batallas que luchará a muerte. 

Sus pensamientos son más eclécticos de lo que podría aparentar precisamente por eso es más respetuosa que algunos. Cree en las hadas, en los ángeles, en la magia y en lo sobrenatural. Cree que existen los viajeros en el tiempo y que las estatuas se mueven cuando nadie puede verlas. Que el viento puede ser un confidente.

No le gusta tender su cama y suele dejar cosas en el suelo...pero hay cosas que deben tener un orden exacto para que se sienta tranquila

Le teme a las mariposas pero no a los perros grandes. Le gusta hacer cosas nuevas pero nunca ha subido a un teleférico. 

Es extraño pero cuando algo le duele, en sentimientos, siente una punzada en el pecho que se le va al brazo y le termina justo es el dedo índice. Ahí continúa tal vez como un recordatorio para que no olvide.

Seguramente un día y más de una vez se enojara porque la has enamorado, porque ahora siente todo esto y estaba feliz sin sentir nada más que un flechazo. Te odiara tanto por llegar con tus ideas y promesas. Y desde ese momento empezará a jurar que no se va a enamorar, probablemente se está mintiendo porque acabara haciéndolo pero ha ocurrido que siempre cumple sus promesas, aunque tarde más de 6 años. 

Es complicada pero no difícil o imposible y ella te quiere y su corazón se acelera...por eso le duele cuando frenas de golpe. 

No hay comentarios: