jueves, 10 de diciembre de 2009

¡He pagado a mi zorra!

¿Cómo pueden cambiar tanto las personas? Siempre me lo han dicho y parece que soy tan tonta que creo que las personas pueden ser fieles y que cuando tú entregas tu amistad de corazón la otra persona la cubrirá y protegerá como si fuera un tesoro. Pero la verdad es que no. La mayoría de las personas son viles e hipócritas. No me ha pasado una o dos veces, me han pasado varias.

Pero hay dos más recientes y dos que me molestan aun mas en estos momentos.

Un día conocí a un chico que me dijo que amaba a morir a mi hermana, que por ella daría la vida y que ella no lo quería perdonar; me pidió ayuda y se la di. Logre que se unieran nuevamente y los apoye. No había momento en que por amor a ella lo ayudara, lo aconsejara, lo acompañara y tranquilizara. Le llegue a contar sentimientos, sueño y anhelos que muy pocos conocieron en ese entonces; él me llego a llamar amiga; yo le dije que también era mi amigo. Lo considere mi apoyo aun cuando creí que el universo me daría la espalda…pero ahora me doy cuenta que yo no fui jamás para el nada, más que una pantalla…simplemente me uso, fui un pretexto mas para poder estar con mi hermana y esa amistad fingida, fue eso precisamente. Fingir…que bien le salió al chiquillo tanto que lo consideramos parte de la familia un cuando no lo era.

Ahora, ha sacado las uñas: nos sale con sus aires de grandeza, con sus poses de “ME VALE LO QUE DIGAS”, ahora es el macho y mi hermana es suya, ella lo prefirió a él antes que a su familia; renuncio a su familia y está en su derecho, pero la familia es la familia. Ahora viene y ese apoyo me lo cobra en billetes, ahora viene y me vuelve su secretaria, ahora le molesta mi presencia, no permite que me acerque a mi hermana y sabes que niño…yo jamás olvido, JAMAS.

Serás el COSO de mi hermana pero JAMAS SERAS DE MI FAMILIA, ni aun ahora que tu semen ha fecundado a mi hermana, serás suyo pero de esta familia jamás. Porque has roto el molde de niña y la volverás madre, la harás sufrir un parto de alto riesgo; pero fue su decisión. Decidieron renunciar y no hay nada más…solo daños y perjuicios. Esos ya los pagaras.

Y ahora niño, se ha saldado mi deuda, te han pagado, ahí tienes tu apoyo vendido, tu amistad ha sido pagada “¡he pagado a mi zorra!”, No te debo nada,y no eres nada para mí. Ahora no quiero tener nada de ti, tu hipocresía me enferma, tus ofensas me hierven la sangre, me eres repulsivo al pensamiento ya los sentidos, que el karma se haga cargo cuando mi hermana abra los ojos, que espero sea pronto.

Cuando me necesites TU, a menos de mi hermana pida por ti, no moveré ni un dedo para sacarte de tus tantos hoyos en la tierra. ¿Se oye cruel? Tal vez pero así como escondes la cara cuando estoy yo, que más que nadie puedo escupirte en ella, así esconderé la mano cuando la necesites.

No hay comentarios: