sábado, 14 de febrero de 2015

Otra vez

Y aquí esta, otra vez...ese impulso de querer decir tu nombre; de gritarlo. Estas ansias de extrañarte, estos fantasmas que caminan a mi alrededor acariciando mis recuerdos, trayéndolos a flote.

Intento apagarlos con todas esas razones, todos esos momentos en que no veía por tantas lagrimas...se me estruja el corazón de recordar esos días, esas tardes, esas noches en que no hacía más que llorar por tu culpa. Pero aun con todo eso sigo pensando en ti, en que eres el amor de mi vida, ese que ocurre una vez y que se extraña para siempre.

Te extraño.

Extraño tu sonrisa, tu mirada, tus caricias, extraño sentirme protegida entre tus brazos...Dios! Como te extraño! Extraño poder correr a tus brazos, poder ser tu niña.

Sigo preguntándome si hice bien...al instante me respondo que si, porque quería irme tranquila y así fue...supongo que por eso estoy así.

Me fui de tu vida, queriéndote en la mía. De forma diferente a los últimos años...pero queriéndote aun en ella. Ahora que no estas aquí, te extraño.

Deberías saber todas las veces que he reprimido el impulso de hablarte, han sido tantas. Pero no quisiera hacerte daño, quiero esperar a que estés listo y me des una señal. El problema es que tu y yo sabemos que tu, no sabes dar el primer paso. También supongo que respetas mi decisión, me extrañaras también? 

Te extraño tanto. Y si...te hablara? Me contestarías? Me tratarías bien? O cumplirías tus palabras...y ya no soy nadie en tu vida.

Siempre serás el amor de mi vida, aun eres la única persona que aparece en mi mente cuando veo algo romántico, algo intenso, aun eres mi único pensamiento cuando hablan de amor...

Te extraño tanto, pero es que me hiciste daño, todas esas veces que me veías llorar sin razón...todas esas veces que te veía fijamente...decía en voz baja que ya no quería estar contigo; pero luche tanto por no hacerme caso...

Te extraño tanto, pero...no se qué pasaría si...le hiciera caso a mi impulso de buscarte...tengo miedo; es que aun me importas tanto, que prefiero, seguir extrañándote antes que lastimarte una vez mas. 

No hay comentarios: