domingo, 24 de mayo de 2015

Tan solo es una catarina



Tan solo es una catarina que entra por los oídos y se rompe en el corazón, se deshace en mil fragmentos que se clavan en la garganta y me impiden respirar; le gusta despertar a sus hermanas de agua  para salir a jugar con mis sentimientos en los surcos de mis mejillas.

No existe otra manera mas que darle un escape, trazarle líneas de salida donde pueda ver como rellena los bordes blancos con su intenso color. Dejarla salir es la única forma de poder sacar el dolor que su aparición recrea dentro de mi. 

Es la única manera de dejar una huella de las promesas que se rompieron, de las injusticias que se sufrieron, de lo poderosa que fue; porque no cualquier catarina que entra por los oídos llega al corazón. Algunas solo se ponen a jugar con los sentimientos en las mejillas; pero las poderosas, que necesitan escapar, ellas juegan contigo aun cuando les has creado salidas; te siguen en los escalofríos...en los sollozos que no puedes sacar...en los gritos de dolor que no puedes dejar salir...la batalla que has sufrido solo se muestra en la voz cansada que te queda y en la luz que se escapa de tus ojos y la apatía que la reemplaza...y tan solo fue una catarina que pasara pero que jamás será olvidada 

No hay comentarios: